El Defensor

El Defensor del Pueblo Andaluz es una Institución creada para la protección de los derechos y las libertades de los andaluces.

Su intervención es gratuita, sencilla y reservada. Actúa de manera independiente, con transparencia y objetividad.

Contáctanos

Ayuda

¿Qué medidas se han adoptado para evitar el maltrato de animales durante El Rocío? Lo preguntamos

Actuación de oficio del Defensor del Pueblo Andaluz formulada en el expediente 16/2554 dirigida a Consejería de Justicia e Interior

RESUMEN DEL RESULTADO (CIERRE DE QUEJA DE OFICIO)

Conocemos las actuaciones para la mejora de las condiciones bienestar animal en la romería de El Rocío.

06-06-2017APERTURA DE LA QUEJA DE OFICIO

El Defensor del Pueblo Andaluz inicia una actuación de oficio para conocer las medidas que haya adoptado la Junta de Andalucía para evitar el maltrato de animales durante la romería de El Rocío.

El Defensor del Pueblo Andaluz ha iniciado una actuación de oficio al conocer, a través de los medios de comunicación, las declaraciones del Director del Plan Romero, en un programa de Canal Sur Radio sobre situaciones de abuso que se dan en el trato a algunos caballos en la Romería de El Rocío, tanto durante la peregrinación a ésta como ya en la aldea misma.

En concreto, el Director del Plan Romero se ha mostrado muy crítico contra aquellos jinetes que “abusan” de los caballos, dándose la circunstancia de que en la pasada Romería de 2016 han muerto cinco y, en los últimos siete años, más de 100. En estas declaraciones se han vertido frases tales como “es una vergüenza que haya gente que no dé descanso a los caballos”, exponiendo como ejemplo de ese trato abusivo no quitarles la silla a los caballos en las paradas de descanso después de largas travesías.

En alguno de los medios de comunicación se ha recordado que ya el pasado año 2015 el Partido Animalista (PACMA) exigió a la Junta de Andalucía que investigara posibles responsabilidades por los caballos muertos durante la Romería de El Rocío, aportando para ello diversas pruebas gráficas de esfuerzo, agotamiento y muerte de los animales.

En el fondo de este asunto trasluce la necesidad de redoblar los esfuerzos para tratar de que se cumpla la Ley 11/2003, de Protección de los Animales de Andalucía, aunque sin embargo, pese a que todos los años se repite el asunto, parece que no se implantan medidas específicas para garantizar unos estándares mínimos de bienestar y protección animal con los que evitar situaciones de abuso, maltrato e incluso muerte. Conviene recordar que la Exposición de Motivos de la citada Ley establece con solemnidad que “En las últimas décadas ha proliferado, en las sociedades más civilizadas, un sentimiento sin precedentes de protección, respeto y defensa de la naturaleza en general y de los animales en particular, convirtiéndose en un asunto de índole cultural que importa al conjunto de la ciudadanía”.

Según hemos podido comprobar, son muchas las noticias que, de este y de otros años atrás, con una simple búsqueda en internet aparecen de situaciones de posible maltrato y abuso animal relacionados con la Romería de El Rocío. Aunque evidentemente se trata de excepciones de entre los muchos peregrinos y asistentes a esta Romería, evidencia que el problema existe.

De acuerdo con ello y aunque, insistimos, estamos convencidos de que se trata de comportamientos excepcionales que no tienen nada que ver con las que habitualmente se mantienen por parte de quienes participan en esta Romería de gran tradición en Andalucía, creemos muy necesario que a la vista de tales hechos se estudie la aplicación de medidas preventivas concretas para intentar evitarlos, contemplando asimismo medidas sancionadoras cuando con tal motivo se incurra en alguna de las infracciones tipificadas en la normativa de protección y bienestar animal.

A la vista de estos hechos, hemos iniciado esta actuación de oficio en la que nos hemos dirigido a la Consejería de Justicia e Interior, competente en materia de protección de animales, para que nos informe si se ha valorado adoptar alguna medida, ya sea dentro del Plan Romero, ya sea a través de cualquier otra vía, para tratar de controlar el trato dado a los caballos que se utilizan para este evento de gran trascendencia social, con objeto de procurar que no se vulnere la normativa andaluza de protección de animales.

03-01-2018 CIERRE DE LA QUEJA DE OFICIO

El Defensor del Pueblo Andaluz conoce, de las tres Consejerías a las que se dirigió, las actuaciones que vienen realizando para la mejora de las condiciones bienestar animal en la Romería de El Rocío.

Durante la tramitación de esta actuación de oficio conocimos lo siguiente de las Consejerías a las que nos dirigimos:

a) Consejería de Justicia e Interior.

Consideró que no era la competente pues los equinos no son animales de compañía sino de renta y por ello no son competencia de esa Consejería, sino de la de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. En todo caso, nos daba cuenta del Plan Romero, dispositivo desarrollado en ejecución del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía, pero indicando que las medidas específicas sobre el control y sanción de animales de renta correspondían a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural “cuyas propuestas serán tenidas en cuenta en las actuaciones desarrolladas en el marco del Plan Romero”.

b) Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Esta Consejería también nos manifestó que, por la materia, la competencia correspondía a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

c) Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural.

De los dos informes que recibimos de la misma extrajimos las siguientes conclusiones, que motivaron que consideráramos que no eran precisas nuevas actuaciones, procediendo al archivo de esta actuación de oficio:

1.- Que el servicio oficial veterinario de la Delegación de Huelva trabaja, durante el desarrollo de la Romería, en servicio de 24 horas ininterrumpidas.

2.- Que durante el periodo 2007-2016 se han producido un total de 164 fallecimientos de equinos, apreciándose en términos generales una tendencia descendente conforme avanzan los años.

3.- Que teniendo en cuenta el número aproximado de equinos que podrían acudir a la romería de El Rocío, la tasa de mortalidad sería de un 0,1%.

4.- Que respecto de los motivos de fallecimiento, en ningún caso se observaron signos visibles de maltrato animal, siendo las causas más frecuentes procesos digestivos y cardiovasculares derivados de los cambios de rutina alimentaria y probablemente de pasar de un estado de reposo prolongado durante el año a realizar una actividad física prolongada durante la romería, y en menor medida con motivo en coces o accidentes.

5.- Que la mayoría de los fallecimientos tuvieron lugar en la aldea de El Rocío en establos con agua y comida, lo que apoya la idea del cambio de rutina alimentaria como causa probable de muchas muertes.

6.- Que, a pesar de todo, se es consciente de que las anamnesis realizadas a los equinos fallecidos no descartarían en un 100% la ausencia de algún caso de fallecimiento por falta de aporte hídrico, fundamentalmente, “un detalle que debemos tener en cuenta y asumir”.

7.- Que se han realizado campañas de concienciación e información a propietarios de animales y que durante el desarrollo de la Romería las autoridades (policías nacional y local, veterinarios oficiales de la Consejería, SEPRONA y dispositivos de emergencia) tienen instrucciones de denunciar cualquier indicio de maltrato animal, habiéndose producido 8 levantamientos de actas derivadas de 8 denuncias por maltrato.

8.- Que se producen lo que se podría denominar “hechos de baja intensidad contra el bienestar animal”, entendiendo por tales aquellas pequeñas rozaduras, heridas o erosiones provocadas por las monturas y enganches no correctamente colocados o por el uso de aparejos del equino, sin causar un sufrimiento evidente ni poniendo en peligro su salud, que dan lugar a apercibimientos y recomendaciones por parte del servicio veterinario oficial. En este informe de la Jefatura de Servicio se indicaba la siguiente conclusión: “Como conclusión, entendemos que hay mucho trabajo por hacer centrándose fundamentalmente en equinos alquilados, prestados o cedidos durante la Romería, pues suelen a veces estar en manos de personas no familiarizadas con los cuidados del caballo y a veces sin conciencia en cuanto al sufrimiento animal. Consideramos que son casos a evitar en lo posible en un futuro, mediante una regulación del alquiler o cesión temporal de animales”.

En Andalucía son muchas las festividades, eventos o romerías en los que se utilizan caballos, animal que en este caso nos ocupa y que por su singularidad, tamaño y características, precisa de una especial atención, cuidado y conocimientos previos. Aunque pueda parecer banal, está claro que no es lo mismo sacar a pasear un perro que manejar un caballo durante varios días. De ahí que, como bien se apunta en el informe que hemos recibido, sea una de las soluciones dictar una regulación del alquiler temporal o cesión de animales, si bien entendemos que dicha regulación se centraría en los aspectos de bienestar animal y otros de competencia autonómica.

En relación con esa posible vía de solución para mejorar la situación de equinos cedidos o alquilados, preguntamos si desde la Delegación Territorial en Huelva se ha llegado a proponer alguna regulación legal, desde la vía de la protección y bienestar animal, de la cesión temporal o cesión de animales, especialmente en el caso de animales como caballos, en los que parece que hay más situaciones de este tipo. Se nos respondió, no obstante, que esa posible solución era una apreciación personal del Jefe del Servicio y que es aplicable la Orden de 29 de abril de 2015 que regula la responsabilidad por el trato que se da a estos animales.

Con ello consideramos procedente archivar esta actuación de oficio pero insistimos a esta Consejería en la necesidad de reforzar todos los medios personales de vigilancia y comprobación a fin de que, de forma coordinada a través del Plan Romero, y con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, y otras que sean competentes, se garantice en la medida de lo posible -teniendo en cuenta el número de animales que pueden congregarse en esta Romería- el cumplimiento de la normativa de protección animal. A tal efecto, recordamos a la Consejería que existe una preocupación creciente por estas cuestiones y la concienciación social es cada vez mayor en estos asuntos, por lo que no podemos dejar de reflejar esta situación en nuestras actuaciones.

Si quiere presentar una queja o una consulta pinche en el siguiente enlace

Escribir un comentario

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Sus datos personales están protegidos.

0 Comentarios

  • Defensor del Menor de Andalucía
  • Otras defensorías
  • Sede electrónica
  • Nuestro compromiso
  • Parlamento de Andalucía