El Defensor

El Defensor del Pueblo Andaluz es una Institución creada para la protección de los derechos y las libertades de los andaluces.

Su intervención es gratuita, sencilla y reservada. Actúa de manera independiente, con transparencia y objetividad.

Contáctanos

Ayuda

El Defensor reclama medidas urgentes contra la presencia del siluro en el Bajo Guadalquivir

Actuación de oficio del Defensor del Pueblo Andaluz formulada en el expediente 21/4324 dirigida a Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Dirección General de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos

Desde el pasado mes de marzo de 2021 se están haciendo eco los medios de comunicación de una noticia conocida en primera instancia, al parecer, por Ecologistas en Acción Andalucía, relacionada con la captura en el río Guadalquivir, de un ejemplar de siluro (Silurus glanis) de casi 100 kilos y dos metros de longitud, pescado aguas abajo de la presa de la localidad de Alcalá del Río (Sevilla), que ha despertado de nuevo la alerta por la invasión de esta especie en la cuenca del Guadalquivir, un área de alto valor biológico, dado que se trata de una especie incluida desde el año 2013 en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

Esta captura, según algunos medios (por ejemplo, diario La Vanguardia del 14 de abril de 2021), habría sido confirmada por la propia Administración en una reunión de finales del mes de marzo del Grupo de trabajo en materia de Agua del Consejo de Participación del Espacio Natural Doñana, en el que también se confirmaron otras capturas anteriores en el embalse de Iznájar (Córdoba), donde grabaciones recientes muestran un preocupante incremento de su población, y en el pantano del Gergal (Sevilla), habiéndose avistado también en los pantanos de Aracena y Zufre.

Al respecto, según Ecologistas en Acción, "los representantes de las entidades integrantes del grupo de trabajo, incluida la estación Biológica de Doñana, decidieron elevar al Pleno del Consejo de Doñana la petición de que la Administración ambiental desarrolle de forma inmediata medidas de erradicación y control de la especie".

Sin embargo, pese a esta reciente captura, la presencia de esta especie exótica en el Bajo Guadalquivir estaría datada desde el año 2015, según publica El Correo de Andalucía del 9 de mayo de 2021, en entrevista a D. Pedro Sáez-Gómez, biólogo y miembro del grupo de investigación ‘Biología de las aguas epicontinentales’ de la Universidad de Huelva, publicado en la revista científica BioInvasions Records. Este grupo ya habría detectado en ese año esta especie aguas abajo de la presa de Alcalá del Río, confirmándose en el trabajo que se pudo "verificar en 2015 la captura, por parte de pescadores deportivos, de al menos tres ejemplares en la Rivera de Huelva, en la localidad de Guillena, en el tramo comprendido entre la presa del Gergal y el cauce principal del Guadalquivir".

Hay que tener en cuenta que el siluro, el pez de agua dulce más grande de Europa, es un superpredador de gran potencial colonizador y enorme capacidad de adaptación a todo tipo de entornos, de alta capacidad reproductiva que puede llegar a medir 2,5 metros y pesar 180 kilos, con una esperanza de vida de 30 años, por lo que se considera como una de las especies más voraces de todos los grandes peces depredadores, que se alimenta de otras especies de peces e incluso de aves acuáticas y pequeños mamíferos, constituyendo una grave amenaza para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, los cuales puede alterar de forma importante.

Precisamente por ello, advierten desde Ecologistas en Acción Andalucía que la presencia y expansión de esta especie exótica invasora pondría en grave riesgo el entorno de las marismas del Guadalquivir, donde se encuentran poblaciones muy escasas de cercetas pardillas, malvasías, porrones pardos o fochas cornudas, todas ellas aves en peligro de extinción.

Ante tal peligro, desde Ecologistas en Acción Andalucía consideran que la única medida preventiva que sirve para evitar la propagación a otras masas de agua de esta especie exótica invasora, es que la Administración ponga en marcha medidas de control drásticas, entre las que sugieren las de evitar el acceso y pesca deportiva incluso si se trata de zonas de competición, debido a que solo aislando los ejemplares para actuar de forma selectiva, se puede frenar su colonización y la amenaza que supone para el resto de todas las especies pescables propias de las aguas dulces andaluzas.

Este peligro es confirmado, según algunos medios, con las reflexiones del catedrático de Zoología de la Universidad de Córdoba, D. Carlos Fernández Delgado en el Diario de Sevilla de 15 de marzo de 2021, según el cual la detección del siluro en una zona con la importancia biológica del bajo Guadalquivir, supone "estar a las puertas de una tragedia ambiental", ya que la desembocadura de este río constituye la zona de cría y engorde de muchas especies, sobre todo de "especies comerciales", ya que la desembocadura del Guadalquivir produce el 90 % de los boquerones, sardinas, lubinas, corvinas y lenguados-entre otras especies- que después se pescan en el Golfo de Cádiz; lo cual implica, además de un impacto ecológico indudable, el consiguiente impacto económico al afectar negativamente sobre los recursos pesqueros nativos.

En la misma línea de alerta se pronuncia el citado biólogo D. Pedro Sáez-Gómez, en El Correo de Andalucía, para el que la expansión de esta especie por el Bajo Guadalquivir "ocasionaría un enorme impacto en los ecosistemas de Doñana, catalogados como Patrimonio de la Humanidad. Las elevadas temperaturas que alcanzan las aguas de este tramo del Guadalquivir pueden favorecer su establecimiento y rápido crecimiento". De hecho, para este experto, posiblemente esta especie se encuentre ya "en pleno proceso de expansión por el tramo bajo de la cuenca", lo que de confirmarse, "supondría un enorme impacto en unos ecosistemas ya de por sí muy amenazados y frágiles", así como "un fuerte varapalo para la fauna en general de este espacio natural".

De las publicaciones que hemos consultado se desprende que hasta el momento no se ha actuado de manera decidida para erradicar la presencia del siluro en aguas andaluzas, al menos desde que en 2010 se tuvo conocimiento de la presencia de esta especie en aguas andaluzas en el pantano de Iznájar. Ahora que se han detectado en el Guadalquivir se considera que es momento de actuar con rapidez para erradicar la especie, afirma Francisco José Oliva, coordinador del proyecto Life Invasaqua -iniciativa europea centrada en aumentar la concienciación sobre especies exóticas invasoras acuáticas en el ámbito ibérico-, según se publica en esa misma noticia del Diario de Sevilla referida.

Ecologistas en Acción, en su nota de 5 de abril de 2021 a través de su web, alerta de que: "Es vital preservar de la colonización por estas especies invasoras los últimos tramos del río Guadalquivir, ya que constituye un área única no sólo desde el punto de vista biológico y ecológico, sino también y de forma importante, económico. El Bajo Guadalquivir es uno de los puntos calientes de biodiversidad de Andalucía con un elevadísimo valor ecológico que permite la explotación comercial pesquera en la zona. También alcanza un elevado valor de mercado, por lo que esa biodiversidad es fuente de riqueza y reconocimiento para las pesquerías del Golfo de Cádiz".

Ante los hechos planteados, el artículo 128.1 del Estatuto de Autonomía para Andalucía (EAA) establece que el Defensor del Pueblo Andaluz es el comisionado del Parlamento, designado por éste para la defensa de los derechos y libertades comprendidos en el Título I de la Constitución y en el Título I del Estatuto, a cuyo efecto podrá supervisar la actividad de las Administraciones públicas de Andalucía, dando cuenta al Parlamento.

Entre los citados derechos y libertades se encuentra el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo, del art. 45.1 de la Constitución; y el derecho a vivir en un medio ambiente equilibrado, sostenible y saludable, así como a disfrutar de los recursos naturales, del entorno y el paisaje en condiciones de igualdad, debiendo hacer un uso responsable del mismo para evitar su deterioro y conservarlo para las generaciones futuras, de acuerdo con lo que determinen las leyes, recogidos en el art. 28.1 del EAA.

Además, el apartado 2 del citado art. 28 del EAA añade que que se garantiza el derecho del apartado 1, mediante una adecuada protección de la diversidad biológica y los procesos ecológicos, el patrimonio natural, el paisaje, el agua, el aire y los recursos naturales.

Cabe también citar el art. 195 del EAA, según el cual los poderes públicos orientarán sus políticas a la protección del medio ambiente, la conservación de la biodiversidad, así como de la riqueza y variedad paisajística de Andalucía, para el disfrute de todos los andaluces y andaluzas y su legado a las generaciones venideras.

Finalmente, cabe acudir a los artículos 9 y 10 del Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se regula el Catálogo español de especies exóticas invasoras, que regulan, respectivamente, las medidas urgentes «En caso de constatarse la existencia de una amenaza grave producida por la aparición de una especie exótica invasora, incluida o no en el catálogo», y las medidas de lucha contra las especies exóticas invasoras del catálogo. Asimismo, los artículos 15 y 16 de dicho Real Decreto regulan las estrategias de lucha contra las especies exóticas invasoras.

En consecuencia con lo expuesto, estando en riesgo la biodiversidad y, por ende, el derecho a un medioambiente en los términos de los arts. 45.1 de la Constitución y 128 del EAA, consideramos oportuno incoar de oficio actuación en cuyo seno nos dirigimos a la Consejería competente en materia de medio ambiente, con objeto de impulsar la adopción urgente de las medidas de lucha contra la presencia del siluro en el Bajo Guadalquivir para evitar los graves riesgos que esta especie exótica invasora puede suponer para este espacio de altísimo valor ecológico.

Si quiere presentar una queja o una consulta pinche en el siguiente enlace

Escribir un comentario

Texto plano

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Sus datos personales están protegidos.

0 Comentarios

  • Defensor del Menor de Andalucía
  • Otras defensorías
  • Sede electrónica
  • Nuestro compromiso
  • Parlamento de Andalucía